8 nov. 2012

Unas veces se pierde y otras se gana

Dicen que toda historia tiene un principio y un final. Quizás esperamos demasiado de las personas, de las palabras, de los momentos, quizás esperamos demasiado de la vida y creo que es por eso, que, al ver que nada sale como nosotros esperamos, nos decepcionamos. Pero no por ello, nos tenemos que rendirnos. Puede que eso nos sirva de propósito para algo, un aviso, una lección y así continuamente para que aprendas que la vida está llena de pros y contras, que las cosas no siempre salen como uno espera, que los humanos no somos perfectos, y que no por caernos no nos tenemos que volver a levantar, y que la vida está llena de obstáculos. Habrá personas que nos ayudarán a superarlos. Tampoco hay que ver las cosas negativas, ni anticiparse a todo, ni rechazarlo, ni cogerle miedo, simplemente hay que tener paciencia, porque la vida es muy larga y te enfrentarás a situaciones mucho más difíciles de afrontar, pero que te harán entender que quien no arriesga no gana, y que unas veces se pierde y otras se gana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.